2 de 9

Un jefe MUY exigente

Imagen: photos1.blogger.com

Sí, así como lo lees, los jefes exigentes también te hacen enfermar, porque todo el tiempo te piden más en menos tiempo, y eso hace que se te eleven tus niveles de estrés. La clave está en sacar al menos 5 minutos al día para ti y meditar sobre tu trabajo sin dejarte presionar así sea el jefe.