1 de 20
m1
Imagen: Instagram / bodyposipanda

La anorexia es una enfermedad que no debe tomarse a la ligera, pues puede ser mortal.

Esto lo vivió en carne propia Megan Hayne, una joven británica que a los 22 años estuvo al borde de la muerte por anorexia. Desafortunadamente es un problema no tan raro entre las jóvenes, pues su preocupación y deseo por tener cuerpos esbeltos las hacen dejar de comer y empezar a tener comportamientos que las terminan llevando a padecer anorexia.

Megan, que ya pasó por todo esto, ahora es una chica muy sana, que quiere ayudar a concientizar a todas las mujeres sobre lo importante que es la salud del cuerpo y sobre lo hermosas que somos no importa nuestros cuerpos y curvas. Todo esto lo hace a través de su sitio web bodyposipanda.com y su cuenta de Instagram @bodyposipanda que están llenas de inspiración para amarnos tal y como somos, valorarnos, ser saludables, vivir positivamente y desmentir los clichés de las industrias de la moda.

Mira esta estupenda galería de fotos con imágenes de Megan y su movimiento para crear conciencia. En las fotos de su antes y su ahora, fíjate cómo lucía tremendamente enferma y ahora se ve muy sana, radiante y llena de vida.

Si conoces a alguien que podría estar sufriendo esto, por favor pasa la voz, ayudémonos entre todas a vivir una vida feliz, hermosa y saludable.

(También lee: ‘Healthy is the new skinny’: la salud sobre la imagen)