1 de 2
mamá 2
Imagen: pexels.com

Es evidente que estamos en una era donde el costo de vida es cada vez más alto y donde las relaciones amorosas son efímeras, y por esta razón a muchas mujeres les ha tocado trabajar y además encargarse de sus hijos.

Cuenta mi abuela que antes las mujeres se encargaban de criar sus hijos mientras sus esposos salían a trabajar para llevar la comida a sus hogares, pero en tiempos modernos, la mujer ha asumido no solo el rol de madre sino de mujer trabajadora.

¿Qué tan bueno es esto? Muchas veces por la liberación femenina, hemos olvidado una parte fundamental de la vida, y es la buena crianza de valores a la familia. Actualmente muchas mujeres salen a trabajar y dejan el cuidado de sus hijos a las señoras de servicios, escuelas o guarderías que muchas veces no inculcan el amor y el valor que solo puede darlo una madre.

Ahora los hombres quieren que las mujeres estén al tanto de todo ¡Ellos quieren que su mujer esté en el trabajo pero que al mismo tiempo este pendiente del desayuno, almuerzo, y comida de sus hijos! La preocupación y el estrés que vive una mujer moderna es mucho más alto que en tiempos antaños.

Si yo fuera mamá….

mamá 2
Imagen: pexels.com

Si yo fuera una madre, tendría que tener el apoyo de mi esposo económicamente porque a mi me gustaría encargarme de la crianza de mis hijos. Me encantaría poder pasar el tiempo con ellos mientras crecen y se forjan con una construcción mental y emocional muy firme. ¡Además, no me podría perder el primer día que mi hijo o hija vaya al baño sola, o no me perdonaría no estar en el momento que diga por primera vez ”papá” o ”mamá”!

La cuestión de tener un bebé no solo es creer que la responsabilidad es económica, sino que además es tener la responsabilidad de no construir sobre ese ser que está naciendo los miedos y las impresiones de nuestra personalidad, tenemos la responsabilidad de hacer crecer a una personita bien dotada de elementos emocionales para que pueda ofrecer algo bueno al mundo.

Creo que se deben diferenciar muy bien los momentos de la vida, el momento laboral y el momento de ser mamá. ¿Qué deseas? Ser mamá también es un trabajo arduo, de esfuerzo y dedicación, incluso, puede ser más difícil que cualquier otra profesión. Es solo saber en qué momento estas ¿Deseas dedicarle un tiempo a desarrollar tu profesión o ser una madre? Es bueno cuestionarte qué es lo que realmente quieres.

Ser ama de casa no es algo malo, ni algo inferior como la sociedad nos lo ha hecho creer. Ser ama de casa es un valor totalmente apreciable, porque es generoso, amoroso y de cuidado, cosa que no tiene ningún trabajo actual; la remuneración no será económica, pero habrá una satisfacción más grande que el dinero.

Muchas veces pretendemos ser mujeres liberales ¡Y claro que lo somos! Pero hemos muchas veces confundido el sentido común y natural con la razón. En algunas situaciones hemos luchado por muchas cosas, como por rebeldía, perdiendo de vista el papel fundamental de una mujer en una sociedad.

Claro está, muchas mujeres pueden se matemáticas, científicas o artistas si así lo deciden, pero también está en sus manos ofrecer a su familia una buena crianza, ya que somos las encargadas de crear una cultura no solo familiar, sino a nivel social.

Es importante siempre ver más allá de las convenciones sociales, y ver la naturalidad de las cosas. Algo de lo que sí estoy segura, es que si una madre decide serlo en su totalidad, debe no solo garantizar un bienestar económico sino también un cuidado alto en inteligencia emocional y no ver como algo inferior el trabajo de una madre.

A una madre nunca se le puede preguntar: “¿O sea qué no trabajas? ” ¡Cuidado! Date cuenta que trabaja no menos que 24 horas al día, nadie les paga, nadies les reconoce los méritos y nadie les da vacaciones pagas. Son mujeres totalmente conectadas a su labor maternal.

Además debes tener en cuenta que las madres que deciden quedarse en casa lo asumen con todas las consecuencias. Se encargan de llevarlos al colegio, de preparar desayuno, almuerzo y cena y de la pareja. Tal vez podrían recibir ayuda de los abuelos, pero es que ellos están ya para descansar,ya hicieron su labor de padres.  Estas madres que no trabajan y decidieron quedarse en casa están dispuestas a todo.

Solo el amor de madre

madre 4
Imagen: pexels.com

Muchas mujeres deciden nunca tener hijos, (y no está mal) pero también están las que han soñado siempre con ser madres, pero hay otras que no se imaginan todo un día al lado de niños. Una madre lo mejor que puede hacer por sus hijos es tener un adulto que los acompañes en el camino, habrán días duros como todo, pero las madres somos las que tenemos el amor para dar, por esta razón la labor de madre no debe ser un suplicio o sacrificio, si no una experiencia maravillosa y única.

Con el pasar del tiempo los hijos han crecido y te darás cuenta lo difícil que será compartir con ellos, incluso dirán o actuarán de una manera que tu no lo imaginaste, tal vez cosas que aprendieron del jardín o de la niñera y que tu no pudiste estar al tanto. Por esta razón, hago un llamado femenino para que revisemos lo que es ser una mamá moderna ¿Podemos? ¿Hay tiempo? ¿Hay amor? ¿Hay dedicación? Tener un hijo no es cuestión de un capricho, sino de una creación nueva para la existencia ¡La responsabilidad es enorme!

La claridad en nuestras decisiones siempre nos darán un buen vivir y una apropiada construcción de vida, además de poder ser certeros al momento de decidir si hacer o tener una familia. Hay que estar muy atentos con los momentos de vida. ¡Borremos por completo que la mujer debe responder por todo! O uno o lo otro, o te dedicas 100% a ser mamá que es la idea principal de tener hijos o te dedicas 100% a laborar, equilibra y revisa las probabilidades siempre.