Hacerse un facial al menos una vez por mes es muy benéfico para la piel del rostro pues la limpia a profundidad, dejándola radiante y tersa.

Si no tienes tiempo de estar yendo a un spa, o te quedaste corta de dinero y no puedes pagarlo, aquí te dejamos un paso a paso para que te hagas un facial exprés en casa. Inténtalo, quedarás fascinada con el resultado.

 

Paso 1: exfoliación

Exfoliante
Imagen: pixabay.com

Lo primero que hay que hacer es exfoliar para eliminar las células muertas y viejas que hay en la piel. Esto hará que tu rostro recupere su luminosidad.

Utiliza el exfoliante que prefieras, puede ser comprado o preparado por ti. Una buena receta es mezclar miel de abeja con azúcar morena.

 

Paso 2: mascarilla

Mascarilla
Imagen: YouTube / StrawberryNET FAN CLUB Romania

Una vez que las células muertas se retiraron, es momento de aplicar una mascarilla de arcilla que te ayudará a limpiar los poros a profundidad y a regular la producción de grasa. Aplícala en toda la cara dejándola actuar por 10 minutos y luego enjuaga perfectamente.

 

Paso 3: regeneración celular

Regenera
Imagen: YouTube / ClarinsNews

Ahora tu piel está totalmente limpia por lo que está preparada para recibir un tratamiento regenerativo. Utiliza un suero con vitaminas E y C, pues éstas ayudan a acelerar el proceso de regeneración celular. Mientras te aplicas el suero masajea tu rostro para que penetre bien y estimules la circulación.

 

Paso 4: humectación

Humecta
Imagen: nívea.com.mx

Ya estás casi terminando, después de la regeneración celular es importante que humectes tu piel para que se nutra, con una crema facial que no sea grasosa. Es importante que no olvides la zona de tus ojos, pues también ahí se necesita.

 

Paso 5: sellar

Sella
Imagen: YouTube / War Paint With Tara Michelle

Ahora sí ya terminaste. Eliminaste las impurezas, regeneraste las células y nutriste la piel. Ahora es momento de sellar todo este proceso para que los efectos sean duraderos. Una manera de hacerlo es aplicando agua termal en todo tu rostro y dejarla secar.

¡Listo! Sentirás la piel de tu cara como nueva. Disfruta tu facial exprés hecho en casa.

(También lee: Disimula los poros de tu cara)