Chicas, esto es una realidad: después de los 30 años las cosas no son igual. Los trucos de belleza de los 20 ya no funcionan de la misma manera, la piel de nuestra cara se empieza a ver apagada y simplemente el cuerpo se va deteriorando.

Si ya están en esta edad o están a punto de entrar a ella, aquí les dejamos unos valiosos consejos.

 

Lavarse la cara todas las noches

1LavarcaraP
Imagen: YouTube / ClarinsNews

Antes se lo podían saltar, ahora ya no. Limpiar la piel del rostro todas las noches es esencial para que luzca radiante y descansada.

 

Hacerse faciales

2Facial
Imagen: pexels.com

Si nunca se han hecho faciales, ahora es muy buen momento para empezar a incluirlos en su rutina de belleza. Nutren y mejoran visiblemente el aspecto del rostro.

 

Mantener la piel hidratada

3HidratarP
Imagen: pexels.com

Una piel hidratada luce radiante, fresca y joven. Es justo lo que se necesita después de los 30, pero a partir de esta etapa de la vida dependerá de ustedes que luzca así. Una buena crema hidratante no puede faltar en la rutina diaria de belleza, así como beber al menos 8 vasos de agua al día.

 

Cuidarse los dientes

4Dientes
Imagen: pixabay.com

Si no han tenido buen cuidado de sus dientes o ya empiezan a lucir amarillentos o incluso chuecos, deben ir al dentista. Háganlo ahora antes de que sea demasiado tarde. Una sonrisa brillante se traduce en un rostro más atractivo.

 

Proteger la piel del sol

5ProtectorSolar
Imagen: Flickr / Maria Morri

Los rayos del sol son malos a cualquier edad, pero a partir de los 30 van acabando con la piel, causando arrugas, manchas y quitándole su brillo. Es importante utilizar todos los días algún protector solar, no importa que no se viva en algún lugar caluroso.

 

Aliarse con los alimentos

6Alimentos
Imagen: commons.wikimedia.org

Los alimentos ricos en ácidos grasos como el salmón, el aguacate y las almendras, así como los ricos en antioxidantes como las fresas, el brócoli y el jitomate, son excelentes para limpiar el cuerpo de adentro hacia afuera, lo que se traduce en una piel saludable y visiblemente más joven.

(También lee: Consejos de belleza que debes probar al menos una vez en la vida)