Imagen: Getty Images

carne
Imagen: Getty Images

Algunos dirán que es un mito, otros creerán a ciegas. Lo cierto es que la ciencia lo respalda y aseguran que quienes comen mucha carne roja son lo que más pronto envejecen. Te preguntarás por qué sucede esto, aquí te contamos las razones.

Una vez a la semana

carne
Imagen: Getty Images

Se recomienda comer carnes rojas una vez a la semana ya que tienen un alto contenido en carnitina, que favorece el envejecimiento cutáneo prematuro.

Muchos radicales libres

hígado
Imagen: Getty Images

Algo realmente negativo en las carnes rojas es que cuenta con demasiados radicales libres, los cuales actúan sobre aquellas células sanas de nuestra piel, logrando que no se pueda generar glucógeno, sustancia blanca y amorfa que se encuentra en abundancia en el hígado y en los músculos y puede transformarse en glucosa cuando el organismo lo requiere.

Aumento en niveles de fosfato sérico

arrugas
Imagen: Getty Images

Un estudio realizado por el diario irlandés Irish Examiner afirma que si la carne roja se consume en gran medida produce un aumento moderado en los niveles de fosfato sérico, el cual acelera el proceso de envejecimiento.

Alimentación balanceada

verduras y frutas
Imagen: Getty Images

Cuando consumes carne roja y no complementas tu alimentación con frutas o verduras promueves al envejecimiento de tu cuerpo y contribuyes a tener varios problemas de salud. Recuerda que todo debe ser un equilibrio, no abuses de este alimento.