Imagen: Getty Images

Los hábitos después de hacer ejercicio son tan importantes como el resto del entrenamiento. El cuerpo debe recuperarse de manera adecuada para mantenerse sano y para que notes los resultados de tu esfuerzo.

Aquí cinco cosas que no debes hacer después del ejercicio.

 

Bañarte inmediatamente

Imagen: Getty Images

Después de ejercitarte, el cuerpo alcanza una temperatura de 38 a 39.5°C. Cuando se expone a un ambiente frío de manera brusca, hay una descompensación que puede provocar problemas circulatorios y de presión arterial. Por esto es conveniente esperar entre 15 y 20 minutos antes de entrar a la regadera.

 

Tomar bebidas energéticas

Imagen: Getty Images

Primero que nada debes saber que no es lo mismo bebidas energéticas que deportivas. La diferencia es que las primeras no están recomendadas para aumentar el rendimiento deportivo porque no hidratan.

Las bebidas energéticas contienen cafeína, ginseng, taurina, entre otros estimulantes que en altas dosis pueden causar nerviosismo, ansiedad y hasta problemas cardiacos. Es mejor evitarlas a toda costa.

 

No comer

Imagen: Getty Images

No debes pasar más de 30 minutos sin consumir proteínas, carbohidratos o líquidos. Durante este lapso tu cuerpo ya habrá generado cortisol que detona la acumulación de grasa y atrofia muscular.

 

Comer chocolate

Imagen: Getty Images

Un error es comer chocolate después de un ejercicio intenso, porque su grasa provoca que tu digestión sea más lenta, lo cual puede provocar estreñimiento.

 

Desvelarte

Imagen: Getty Images

Es fundamental tener un buen descanso en la noche para recuperar la energía gastada en el ejercicio.

(También lee: El ejercicio ideal según tu tipo de cuerpo)