Imagen: Getty Images

Hay momentos en los que si o si necesitas que tu pequeño esté quieto y es ahí cuando la mayoría de padres comete el error de volver a los niños adictos a la tecnología a muy temprana edad. La tecnología no tiene nada de malo, de hecho sería absurdo no aprevecharla durante la crianza de los más pequeños, el problema viene cuando se convierte en el único medio de entretenimiento. Estas opciones son tan efectivas como los videojuegos y lo mejor es que desarrollan la imaginacion y otras aptitudes en tus hijos.

Escritura

Imagen: Getty Images

Un ejercicio que ha sido olvidado en muchos casos, si tus hijos ya están en edad escolar, haz que escriban a mano un cuento de su autoría. Con esto podrás tenerlos entretenidos durante varios días, fomenta al máximo la creatividad, haz que cada día te vayan contando sus avances y al final encuadernalo y guárdalo en un lugar especial al que ellos tengas acceso, así podrán leerlo cada vez que lo deseen.

Dibujo

Imagen: Getty Images

El arte es una manera increíble de entretener a los más pequeños, deja que tus hijos se expresen mediante los dibujos. La pintura es una de las mejores terapias para los chicos pues a traves de ella puedes entender lo que están pensando, además les encanta.

Juegos de mesa

Imagen: Getty Images

Muchos papás de hoy en día pueden pensar que esto es anticuado pero los juegos de mesa desarrollan muchas capacidades intelectuales en los pequeños. Si tus hijos están entre los 4 y 8 años, es el momento perfecto para que les enseñes juegos clásicos como el ajedrez y el monopolio, estos juegos los distraerán bastante y tu podrás aprovechar tiempo de calidad a su lado.

Cocina 

Imagen: Getty Images

Es una actividad que ellos aman, los mantiene entretenidos por mucho tiempo y les permite aprender cosas importantes como cantidades y proporciones, conceptos esenciales para desarrollar un buen pensamiento matemático.

Actividad física

Imagen: Getty Images

Además de todas las otras actividades que te hemos mencionado, el ejercicio siempre debe estar presente en la vida de tus hijos. Esta es la mejor forma de canalizar toda su energía, puedes inscribirlo en un equipo deportivo, así se mantendrá saludable, tranquilo y feliz.