Imagen: Getty Images

La belleza va mucho más allá de la voluptuosidad, se trata de tener un cuerpo saludable que se refleje en tu piel y en tu ánimo, pero si te lleva mucho trabajo y no sabes cómo hacer para que tu piel luzca radiante e hidratada y, no queden rastros de resequedad, sigue estos sencillos consejos:

Después del baño 

Imagen: Getty Images

El momento ideal para aplicar crema hidratante en todo el cuerpo es cuando sales de darte un baño, aplica sin masajear, hazlo con ayuda de las yemas de los dedos, así será mucho más efectivo.

Agua tibia 

ducha
Imagen: Getty Images

Sabemos que bañarse es un verdadero placer, pero hacerlo con agua muy caliente puede ser muy negativo para tu piel. Evita durar mucho tiempo o en el agua o bañarte varias veces al día, pues la piel también produce grasas necesarias para mantenerse saludable. Lo ideal es bañarse con agua tibia o fría.

Menos jabón 

ducha
Getty Images

Sí, es importante el jabón en la ducha, pero no abuses de él. Aplícalo en partes donde requieres retirar suciedades, pero no en toda tu piel. Se recomienda usar jabones artesanales libres de químicos que pueden resecar la piel.

Exfolia tu piel 

Imagen: Getty Images

No es suficiente con aplicar crema humectante, es importante preparar la piel, y la mejor forma de hacerlo es exfoliándolo; de esta forma conseguirás remover la toxinas y el tejido dañado.