Imagen: Getty Images

Pensar en invitar al chico que nos gusta en la época de nuestras abuelas era una verdadera locura, pero hacerlo en este momento no es mala idea. Sí, sabemos que puede ser bastante aterrador, pero de vez en cuando tomar el riesgo puede ser muy positivo si él no lo ha hecho, si no estás segura te daremos las razones:

Una buena sorpresa 

Imagen: Getty Images

Lo sorprenderás con tu seguridad, lo que le seguro le dejará mucho interés por conocerte más. Una mujer segura de sí misma atrae bastante, así que será una excelente impresión.

Te ha dado las señales

Imagen: Getty Images

Tienes que ser bastante perceptiva para entender las señales, si sabes que la atracción es mutua, entonces tomar el riesgo puede valer la pena.

No solo te gusta, te encanta 

Imagen: Getty Images

Tiene que ser alguien por el que realmente sientas una fuerte atracción, no quiere decir que quieras casarte con él, pero si que sea alguien con quien podrías disfrutar un muy buen momento.

Puedes estar perdiendo una gran oportunidad

Imagen: Getty Images

A veces tenemos el amor más cerca de lo que creemos, pero dejamos que alguien haga por nosotros lo que podemos hacer por nosotros mismos. Inténtalo, no perderás nada con saber qué pasará en una primera cita.

Él es demasiado tímido 

Imagen: Getty Images

Es atento, especial y te mira diferente, tal vez tu le gustas pero no se ha atrevido a decirte, ¿por qué no ayudarlo?

No siempre obtendrás la respuesta que esperas, pero arriesgarte puede ayudarte a hacer lo que siempre has querido, pero no te has atrevido por pensar en lo que dicen los demás.