Imagen: Getty Images

A diario estamos expuestos a una cantidad inimaginable de químicos, según la Organización Mundial de la Salud existen cerca de 800 sustancias tóxicas presentes en alimentos y elementos de aseo personal, la ley controla estos químicos estableciendo los valores máximos que se pueden utilizar, acá te contamos cuáles son los más comunes y qué efectos tienen en tu cuerpo para que escogas qué cosas consumir y qué es mejor evitar.

Bisfenol A (BPA) 

Imagen: Getty Images

Este químico se utiliza principalmente en la fabricación de plásticos, su utilización es una de las más polémicas pues las investigaciones han demostrado que es perjudicial para el desarrollo de los niños y que también es altamente dañino para las mujeres pues altera las hormonas. Fíjate siempre que los envases plásticos que utilices sean libres de BPA, si por debajo ves el número 7 dentro de un triángulo, significa que el recipiente plástico puede contener este químico.

Triclosán

Imagen: Getty Images

 

Este químico es un agente antibacteriano presente en jabones, desodorantes y cremas dentales, los estudios dicen que en cantidades elevadas afecta la tiroides y que ayuda a que las bacterias sean más resistentes a los antibióticos. Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de Norteamérica el triclosán no es dañino si se usa en concentraciones del 0,3%. Hoy en día existen muchos productos de belleza y medicamentos libres de triclosán por lo que puedes elegir, claro está que tener una vida libre de este químico es casi imposible, pero puedes intentar reducir su consumo.

Parabenos

Imagen: Getty Images

Los parabenos están presentes en shampoos, cremas, geles y autobronceadores, sin embargo, si su concentración es menor al 25% no causan mayor daño en el organismo. Algunos productos hechos a base de ingredientes naturales son libres de parabenos por lo que siempre serán la mejor opción.

Pesticidas

Imagen: Getty Images

Todos estamos expuestos a los pesticidas pues estos se encuentran en los alimentos, las frutas y vegetales son fumigadas con estos químicos para evitar plagas e insectos, por eso siempre lava muy bien tus verduras y si te es posible consume en su mayoría las que sean orgánicas.