Para quienes pasamos ocho horas en la oficina, o más, sabemos que las dinámicas pueden llegar a ponerse demasiado familiares y hasta extrañas. Muchas veces ni nos damos cuenta de lo que hacemos o decimos, así que echa un divertido repaso a estas cosas que hacemos en nuestro lugar de trabajo.

“Descansar” un momento los ojos

Pasa-en-la-oficina
media.tumblr.com

Porque no trabajas en Google así que los espacios cómodos para largas siestas durante el periodo de trabajo no son una opción. Toca resignarse al dolor de cuello por tres minutos. Mínimo.

Callar mentalmente a la gente ruidosa

Pasa-en-la-oficina
media.tumblr.com

No interesa si está poniendo tu canción favorita o si está contando por enésima vez cómo fue que la dejaron plantada en el altar: a veces se necesita calma, y hay gente que parece no querer co-la-bo-rar.

Organizar cualquier evento

Pasa-en-la-oficina
forums.soompl.com

Que no tenga nada que ver con el trabajo. El cumpleaños de tu hermana, la cena con tu chica, el regalo para el perro, el paseo del mes siguiente… ¡Uf! Si solo el día pudiera tener más horas…

Ser un profesional en baile de escritorio

Pasa-en-la-oficina
gifrific.com

No sabes cómo, pero todo tu cuerpo seguro se mueve mejor que el de nadie al ritmo de Rihanna en los dos milímetros cuadrados que tiene tu asiento, todas las tardes post-almuerzo. Oh, sí.

Tener un cajón con comida

Pasa-en-la-oficina
xclusivetouch.co.uk

Comida nada saludable y con fechas de expiración que van más allá del 2032. Quizá un par de cosas ya vencidas también habrá por ahí, quién sabe.

Quejarse de la temperatura de la oficina

Pasa-en-la-oficina
photobucket.com

Siempre está demasiado caliente, demasiado frío, o con demasiado viento ¿Es que acaso no puede existir equilibrio en la vida?

Tener extrañas conversaciones en el baño

baño
Imagen: okchicas.com

Porque no vale estar sentados uno frente al otro durante la mayor parte del día, el baño siempre será un lugar incitador para las mejores tertulias imaginables, incluso mientras se pasan un poco de papel higiénico por debajo del separador. Nada extraño, no.