Stretching

No te preocupes, a todas nos pasa: suena el despertador y lo último que podemos (y queremos) hacer es levantarnos. Es muy común, pero en definitiva es mucho mejor si nos levantamos en cuanto suene la alarma.

Pero, ¿cómo lograrlo si ya lo has intentado todo? Aquí te dejamos 4 consejos que te ayudarán a levantarte por las mañanas sin tanto problema.

1. Olvídate del snooze

Reloj despertador
Imagen: Pinterest / C. Nixon

Ese botoncito mágico que hace que la alarma se calle y la programe automáticamente para que se repita unos minutos después es el peor enemigo. Lo único que provoca es que se te haga tarde y en realidad no vuelves a descansar bien después de que lo aprietas. Lo mejor es que te levantes inmediatamente al sonar tu despertador y nunca uses el botón de snooze.

 

2. Deja que entre la luz

Sunlight
Imagen: Pinterest / Morgan Mittelbrun

Si ya hay luz natural afuera, lo mejor que puedes hacer al momento en que suena tu despertador es levantarte y abrir las cortinas. El que entre luz natural a tu recámara te ayudará a sentirte despierto y con menos ganas de regresar a la cama.

 

3. Estírate bien

Stretching
Imagen: Pinterest / POP SUGAR Fitness

Una buena estirada ayudará a destensar tus músculos y activar tu cuerpo.

 

4. Bebe agua

Drink water
Imagen: Pinterest / The Big A Word

Además de que es buenísimo para empezar a poner a trabajar tu metabolismo, el beber agua desde que te levantas te ayudará a despertarte, sentirte hidratada e iniciar bien el día. Si le quieres dar un toque de sabor puedes agregarle una rodaja de limón, de naranja o una hoja de menta.

Pon en práctica estos 4 sencillos consejos y siente la diferencia al levantarte por las mañanas.