Cosas1

Cosas1
Imagen: pixabay.com

El hombre perfecto no existe, pero sí el que puede ser un excelente compañero para ti, tal vez el mejor del mundo.

Aunque en ocasiones puede tardar mucho en llegar esa persona con la que querrás pasar el resto de tu vida, es importantísimo que no te conformes con alguien más, por miedo a que nunca llegue ese ideal. Peces hay muchos en el agua y jamás debes resignarte a estar con uno. Se trata de tu vida, del resto de tu existencia, ese alguien debe ser súper especial, el mejor hombre para ti y no cualquiera que medio te gusta y medio se entienden.

Tal vez no seas tan exigente en tus estándares para hombres y eso no tiene nada malo, pero hay cosas que por más flexible que seas, jamás debes permitir que sucedan en tu relación. Aquí te las contamos para que detectes si alguna de ellas te está pasando y si sí, pues tomes cartas en el asunto. Algunas de ellas pueden tener solución con platicarlo con él, pero en otras debe haber medidas más drásticas, como el decidir terminar con esa relación.

 

Que revise tus mensajes

No está mal que de repente sea metiche y quiera saber con quién estabas hablando. Esto es alguna natural que hacemos todos los humanos, pero que te revise tus mensajes a escondidas, o no tan escondidas, es una invasión a tu privacidad que no debes permitir por nada del mundo. Él te tiene que tener confianza y, si no te la tiene, entonces es un tema que deberían platicar inmediatamente.

 

Que te haga escoger entre él y tus amigas

Ninguna persona que te ame debería de ponerte en la posición de decidir entre dos partes de vida que quieres mucho. No permitas que lo haga, debe respetar tu espacio y tiempo con tus demás seres queridos.

 

Que te critique en público

Es bueno decirse lo que piensan y hacerse críticas constructivas, pero en privado. En público deberían apoyarse mutuamente, siempre.

 

Que te insulte

Cuando se pierde el respeto en una relación, todo se pierde. Puede ser que en alguna pelea que tengan se le salgan algunas malas palabras, pero eso es muy diferente a que te insulte directamente. Si lo hace, tienes que realmente considerar el seguir con él o no.

 

Que te ponga una mano encima

Esto es un NO rotundo. Ninguna razón es suficiente para permitir que tu pareja te ponga una mano encima. Como bien dicen las mamás y las abuelitas: “si lo hace una vez, lo volverá a hacer”, así que esto no se debe pasar por alto ni una vez.

 

Que te engañe

Esta es una cuestión difícil porque normalmente se dice lo mismo que en el punto anterior: “si lo hace una vez, lo volverá a hacer”. Y sí, normalmente esa es la regla, por feo que se escuche, pero también hay ocasiones en que puede ser un excelente novio y por una borrachera sin control o por un resbalón sin sentido pase algo malo, pero esto no quiere decir que sea la peor persona del mundo y que no merezca una segunda oportunidad. Ahora sí que en este tema dependerá de lo que tú sientas y decidas, pues sólo tú sabes cómo ha sido su relación y si puedes confiar en él nuevamente. Claro, no permitas que te maree, como te decimos, la regla normalmente dicta que lo volverá a hacer, sólo en casos excepcionales se da la situación de que en verdad fue un resbalón de una vez en la vida y no volverá a suceder jamás.

 

Que coquetee con otras mujeres

Por supuesto que no tiene nada de malo que haga nuevas amistades, pero algo muy diferente es que coquetee con ellas. Esto es una falta de respeto hacia ti y jamás debería hacerlo, así como tú tampoco con otros hombres.

 

Cosas3
Imagen: pixabay.com

 

Que te compare con sus ex novias

Ya sea que te compare para bien o para mal, no es bueno que lo haga. Que las supere por completo y que entienda que tú eres una persona totalmente distinta y que su relación también lo es.

 

Que te compare con su mamá

Esto es peor a que te compare con las ex novias, porque su mamá estaré presente en su vida para siempre y no hay forma en la que puedas competir con ella. Hombres con “mamitis”, ¡adiós!

 

Que sea excesivamente celoso

Un poco de celos no están mal, es más, hasta te podrías llegar a sentir halagada y más querida. Pero, los celos excesivos, sin control e ilógicos, es algo enfermizo y habla de que esa persona no está bien, que lo más seguro es que tenga baja autoestima y esto es muy malo para el futuro de cualquier relación.

 

Que haga que renuncies a tus sueños

Esto también es muy importante. Un compañero de verdad no debe de hacer que renuncies a tus sueños sino todo lo contrario. Debe apoyarte y motivarte a que corras tras ellos, e, incluso, debería ayudarte en lo que esté en sus manos para que los cumplas.

 

Que te haga sentir tonta

No tienes por qué saber absolutamente todo en la vida, así que es obvio que él sabrá cosas que tú no, o que él entienda cosas más rápido que tú, pero no por eso debe hacerte sentir como que eres tonta. Si te das cuenta que esto lo hace recurrentemente, háblalo con él o de plano sácalo de tu vida.

 

Que te quiera controlar

Nadie, por ningún motivo, debería de querer controlar a nadie. Si ves un rastro de esto en tu relación, toma cartas en el asunto inmediatamente, pues habla de alguien que no confía en ti, o que sólo quiere manipularte para su bienestar sin pensar en el tuyo. Aunque, muchos hombres no se dan cuenta de que son controladores, así que es mejor que primero lo hables con él y si ves que no hay cambio alguno, entonces tal vez debas decir adiós.

 

Que te amenace con terminar la relación

Si en alguna de sus peleas te amenaza con terminar la relación, acepta su propuesta y verás cómo se arrepiente de decirlo. Normalmente cuando un hombre hace este tipo de amenazas es porque sabe que la mujer le va a rogar y eso está muy mal. Mejor, dale la vuelta, haz que se coma sus palabras y mándalo a volar.

(También lee: Las tres etapas de las relaciones amorosas)