Instagram/catalinaaristizabalh/

 

Instagram/chiaraferragni/

La mujer es un ser que ha atravesado por diferentes cambios a lo largo de la vida, quizás más que el género masculino. La razón a esto se encuentra en que la historia del género femenino como mujer empoderada, independiente y libre es relativamente reciente.

No obstante, nos encontramos en pleno siglo XXI y la mujer de estos días ha evolucionado enormemente en estos aspectos, los cuales 50 años atrás no se hubiesen podido pensar. De igual manera, los avances tecnológicos le han permitido a la mujer de tiempos recientes seguir abriéndose paso en el mundo como agentes de gran valor y relevancia, así como ir adquiriendo ciertas tendencias que van conforme a esos principios de independencia, libertad y empoderamiento.

Estas son las tendencias de las mujeres de tiempos modernos.

Cuentas de Instagram con gran actividad 

Si eres joven y estás interesada por el mundo de las redes sociales estás al margen de Instagram, una plataforma social de fotografías que con el paso de los días adquiere una mayor importancia entre las jóvenes del mundo.

Ahora, si eres mujer esta condición se hace imprescindible, ya que esta red social es más que esto para nosotras. Instagram es ese espacio en donde las mujeres nos mantenemos actualizadas de las tendencias más importantes de la moda, bien sea peinados, accesorios, vestuario, y una lista sin fin de posibilidades que nos permite mantenernos activas en los diferentes espacios y círculos sociales.

En efecto, como lo dijimos antes, la tecnología es una de esas variables que más ha permitido la transformación de nuestro género, al pasar de ser personas con limitaciones y temores infundidos por sociedades fundamentalmente machistas, a mujeres que transpiramos felicidad, sueños, y sobre todo libertad. 

Hacemos reuniones con amigas con mayor frecuencia  

Los tiempos de ahora son totalmente distintos. Mientras que en el pasado las mujeres solían ser menos sociales, incluso casi asociales, ahora buscamos cualquier pretexto para reunirnos con nuestras amigas, pues nos encanta compartir con ellas y mantener una vida social bastante activa. Pareciera que en este tipo de encuentros nos recargamos de la mejor energía para seguir abriéndonos espacio en sociedades con ciertos grados de machismo. 

 

Instagram/catalinaaristizabalh/

La maternidad y la familia están en un segundo plano

Importante señalar que esta condición no aplica de manera generalizada, pero si es evidente que en tiempos recientes nuestras prioridades han tendido a transformarse al tiempo que también lo hacemos nosotras. Mientras que en el pasado las mujeres tenían, básicamente, una función en la vida, ser mamás y cuidar de la familia, las mujeres de hoy tenemos mayores oportunidades y otros caminos que emprender, lo cual ha hecho que nuestras prioridades cambien radicalmente.

Ahora queremos hacer un millón de cosas antes de dar ese paso trascendental de ser mamás o casarnos. Tenemos otro millón de sueños, expectativas, planes por construir que están de primeros en la lista de nuestros deberes en la vida. 

Usamos maquillaje en cualquier oportunidad 

La moda avanza y nosotros avanzamos con ella. Las mujeres de hoy tenemos un abanico de oportunidades en lo que concierne a temas relacionados con la moda. Como es el caso del maquillaje, el cual ya no es visto como una herramienta para ocasiones especiales, básicamente, éste puede ser utilizado para cualquier circunstancia.

En suma, nosotras somos conscientes de que ahora podemos aplicarnos el maquillaje de la manera en que queramos y no vamos a vernos desatinadas en ningún momento, pues es justo en estos tiempos que las técnicas de aplicación de éste han evolucionado y ya existen colores, tonalidades, estilos y productos para cualquier contexto en el que nos encontremos. 

Instagram/valentinaferragni/

Buscamos la renovación constante de nuestro estilo 

Si hay una cualidad que nos identifique a las mujeres de hoy, es nuestro carácter dinámico. Hoy en día detestamos cualquier indicio de monotonía en nuestras vidas, especialmente si ésta condiciona el cómo lucimos a diario. El hecho de que estemos 24 horas actualizadas con las tendencias modernas de la moda, nos permite ser personas con mayor creatividad, conocimiento e información en aspectos de actualidad en relación a nuestro estilo. Por tanto, no vemos ningún obstáculo para renovar nuestro aspecto, cada vez que sentimos la necesidad de inyectarle un cambio a nuestras vidas. 

Nos encanta salir de shopping 

Para nosotras salir de shopping no necesariamente significa salir a comprar algo. Esta actividad representa más para nosotras que ir a gastar dinero. Por un lado, es un espacio en donde podemos compartir con nuestras amigas, al tiempo que discutimos de aspectos relacionados con la moda y quizás la farándula. Por otra parte, es un método que nos permite mantenernos a la vanguardia de las nuevas colecciones, tiendas y accesorios de preferencia en el momento.  

Instagram/catalinaaristizabalh/

Somos más saludables

Nos encanta vernos hermosas y muchos más por estos días, cuando la tendencia fitness se ha tomado todos los lugares del planeta. Desde tener una muy buena alimentación, hasta no faltar al ejercicio, son actividades que ya no podemos alejar de nuestro ser. El mundo mira hacia un cuerpo ideal, una mente sana, y buenos hábitos, y nosotras no podemos darles la espalda a estos nuevos componentes, no nuevos porque hayan aparecido recientemente, sino por su condición generalizada que se esparce tanto como la moda. De hecho, ser fitness es hoy en día una moda, y para nosotras es un estilo de vida ideal. 

Así somos

Las mujeres actuales siempre buscamos diversidad, conocimiento y diversión, por eso cada vez somos más aventureras y emprendedoras. Los planes que más nos gustan es conocer, aprender y comer delicioso; amamos destacar nuestra esencia y compartir lo que somos con las nuevas generaciones.

Somos de aquí de allá, de sabores, de texturas y colores; somos abiertas, directas y muy sofisticadas, también somos amorosas, malvadas y coquetas, seres felices que valoramos vivir y que deseamos no ser esclavas del dinero, por el contrario queremos ser libres y vivir de lo que queramos.