ducha
Getty Images

ducha
Getty Images

Ducharnos es un espacio para reencontrarnos con nosotras mismas y reflexionar. Muchas veces nos quedamos pensando en algo que nos da vueltas en la cabeza, planeamos lo que haremos durante el día, o lo del siguiente día, qué ropa nos vamos a poner, o incluso qué vamos a comer. Sin embargo, muchas veces cometemos algunos errores que no nos damos cuenta solo hasta que otros se encargan de hacérnoslos saber.

Aprendamos de los mismos para hacer de ese tiempo en la regadera toda una buena experiencia.

Tardarnos más de la cuenta

ducha
Getty Images 

El error más frecuente entre nosotras es pasar mucho tiempo en la regadera. Algunas estarán pensando que no es un error, por el contrario más tiempo de relajación, y aunque pudieran tener la razón, están dejando de lado el hecho de que pasar más tiempo bajo el agua puede remover el exceso de humectación de la piel y desperdiciar este preciado líquido.

Acondicionar nuestro cabello desde la raíz

ducha
Getty Images

Para algunos expertos esta acción puede provocar la caída del cabello y la producción innecesaria de aceites, y consecuente a esto, aspecto graso en nuestro cuero cabelludo.

No dedicar más tiempo a nuestros pies 

ducha
Getty Images

El Instituto de Salud Preventiva de los Pies de Carolina del Norte, aconseja lavar y secar muy bien los pies con una esponja limpia para así evitar los hongos. El hecho de que ellos estén tapados con medias y zapatos, no quiere decir que no merezcan cuidados.

Dejar la esponja en la regadera 

ducha
Getty Images

Luego de bañarnos, nuestra esponja corporal almacena una gran cantidad de células muertas que pueden llevar a la conformación de bacterias, así que mejor asegurémonos de lavarla muy bien y dejarla en un lugar más abierto.

Humectarnos con la piel seca 

ducha
Getty Images

Un error muy común es secarnos con la toalla tan pronto salimos de la regadera, lo cual, según expertos, no permite una mayor humectación de la piel. Por el contrario recomiendan aplicar crema humectante cuando la piel todavía esta húmeda.

Tomar baños con agua caliente 

ducha
Getty Images

Yo sé que no hay algo más placentero que el agua caliente recorriendo nuestro cuerpo, pero esto es una las cuestiones más perjudiciales para la salud de nuestra piel. Lo aconsejable es tomar baños con agua fría, aunque tengamos que saltar dentro de la ducha mientras nos bañamos.