Etapa1

Las relaciones amorosas son una parte muy importante en la vida de cualquier persona. Estudios han comprobado que existen tres etapas muy bien definidas, por las que todas las parejas pasan. Es bueno conocerlas para entender el porqué de algunas situaciones que suceden y saber cómo llevar mejor nuestra vida amorosa.

 

Etapa 1: los sentimientos románticos o el deseo

Etapa1
Imagen: Flickr / you me

El amor romántico es manejado por la testosterona y el estrógeno, que desarrollan una atracción física fuerte y se establece el período de acercamiento emocional.

Durante esta etapa las endorfinas invaden el cerebro, por lo que nos sumergimos en un mar de sensaciones intensas y placenteras.  Esto hace que nuestra pareja nos parezca perfecta, ideal, la media naranja hecha a la medida para nosotras. Nos sentimos como si estuviéramos caminando sobre las nubes.

 

Etapa 2: la atracción física y las luchas de poder

Etapa2
Imagen: Flickr / Don DeBold

Esta etapa es conocida por especialistas como “enfermedad amatoria”. Es cuando podemos perder el apetito y soñamos despiertas con nuestro amor de la vida todo el tiempo.

Esta etapa también se caracteriza porque adicionalmente estamos intentando convertir al ser amado en la imagen que tenemos de la pareja ideal y es cuando las luchas de poder aparecen.

Es durante este estado de la relación que nos volvemos más realistas y empezamos a pelear por cosas absurdas y temas triviales. En realidad lo que está sucediendo es que estamos empezando a perder la ilusión, una fuerte cercanía emocional ha llegado y el sentimiento de pasión empieza a desvanecerse.

 

Etapa 3: el acercamiento emocional

Etapa3
Imagen: Flickr / Richard foster

Es la etapa que la que nos damos cuenta que el amor no es tan sólo un vehículo que proporciona felicidad, amargura o dolor; sino que es un ser viviente y dinámico que cambia, crece y necesita atención, y ambos debemos alimentarlo.

En las tres etapas del amor se revela cómo somos realmente. Nos ayudan a aceptar nuestras fortalezas y debilidades, y también descubrir las fortalezas y debilidades de nuestra pareja.

 

Consejos de mujer a mujer para las tres etapas del amor:

  • Es necesario enfocarse en lo que podemos controlar, es decir, en nuestra actitud, comportamiento y palabras que usamos. Si queremos que algo cambie durante cualquiera de las etapas de una relación amorosa, deberán ser nuestras características o acciones las que lo consigan y no las de nuestra pareja.

 

  • Debemos aprender formas saludables de expresar nuestro descontento, rabia o frustración. Ser honestas, amables y amorosas en todas las etapas.

 

  • Recordar siempre la primera etapa del amor: esos sentimientos de deseo, atracción y pasión por la pareja. Pensar en las características que nos atrajeron y dejar que esos viejos sentimientos vuelvan a la vida.

 

  • Apreciar las buenas cualidades de nuestra pareja y sentirnos agradecidas por la vida que compartimos. La gratitud puede mejorar todas las etapas de las relaciones.

 

  • Ser dueñas de nuestros sentimientos. Tu pareja no puede hacer que te sientas tonta o sin valor. Si te sientes triste con tu vida, mira tus sueños y metas. Hay que averiguar qué nos hace felices en esa etapa el amor y empezar a crear la vida que queremos vivir.

 

  • No importa en cuál de las etapas del amor te encuentres, necesitas conocer la mejor manera de decir “Te quiero”.

(También lee: ¡Mantén encendido el amor con tu pareja!)