Imagen: Getty Images
Imagen: Getty Images

El hielo es uno de los mejores aliados para el cuidado y belleza de la piel del rostro. Lo mejor de todo es que es súper barato tener hielo en casa (ya sea que lo compres o tú lo hagas con agua) y tú misma puedes hacerte un tratamiento de hieloterapia.

Es importante que antes de hacerte cualquier tratamiento en la cara, ésta esté totalmente limpia. También, cubre tus manos con unos guantes para soportar el frío del hielo.

 

Piel tersa

Imagen: Getty Images
Imagen: Getty Images

Llena una bolsa de plástico con hielos y masajea tu rostro y cuello suavemente por tres minutos. En pocos días notarás como tu piel amanece más fresca y tersa. Esto lo puedes hacer todos los días antes de dormir.

 

Contra las arrugas

Imagen: Getty Images
Imagen: Getty Images

El hielo estimula la circulación sanguínea haciendo que las arrugas disminuyan o se retrase su aparición. Todos los días masajea tu rostro con hielo antes de aplicar maquillaje.

 

Contra el acné

Imagen: Getty Images
Imagen: Getty Images

Pon un hielo en un trapo o toalla bien limpia, y colócalo sobre el grano que quieras eliminar durante tres o cinco minutos.

 

Para cerrar poros abiertos

Imagen: Getty Images
Imagen: Getty Images

Pasa un hielo directamente en las áreas de tu rostro con más poros abiertos por unos tres minutos. Si eres constante, en pocos días notarás una mejora en tu piel.

 

Contra ojos hinchados

Imagen: Getty Images
Imagen: Getty Images

Si traes los ojos hinchados, por dos hielos en una servilleta y colócalos sobre tus ojos cerrados durante dos minutos. Haz movimientos circulares suavemente por las áreas más inflamadas.

(También lee: Nueve tips caseros para eliminar el acné)