Meditacion1
Imagen: pixabay.com

Vivimos en un mundo en el que las prisas y el estés son una constante de nuestro día a día. Tenemos poco tiempo para relajarnos y esto nos hace estar de malas, sentirnos cansados y, en ocasiones, hasta deprimidas.

Prácticas como la meditación y el yoga son excelentes para estar balanceadas en el plano físico y espiritual, pero volvemos a lo mismo: no tenemos tiempo de ir a una sesión de 1 hora o más y entonces no lo hacemos y nos quedamos con el mismo estrés de siempre.

Bueno, chicas, pues para nuestra buena suerte, les queremos compartir esta meditación que podrán hacer en cualquier lugar en el que se encuentren y que sólo les tomará 5 minutos de su tiempo. Si la realizan todos los días, verán cambios muy positivos en su vida y en su forma de sentirse. Con ella se permitirán profundizar en sus pensamientos, establecer prioridades y trazar objetivos que las llevarán a sentirse plenas y tener una mejor relación con el mundo exterior y las personas que aman.

Meditacion2
Imagen: Flickr / Nickolai Kashirin

En realidad puedes practicar esta meditación en cualquier momento del día, pero definitivamente es mejor si la haces al despertar, ya que así comenzarás la jornada poniendo tus pensamientos en orden y tu mente funcionará más organizada y tranquila.

Estos son los pasos que debes seguir para llevarla a cabo:

  1. Busca un lugar tranquilo y silencioso en donde puedas sentarte con la planta de los pies apoyada en el suelo y la espalda recta y relajada.
  2. Programa tu reloj para que suene en 5 minutos.
  3. Coloca una mano en tu estómago y la otra en tu pecho, luego cierra los ojos.
  4. Inhala permitiendo que el aire que tomas entre no sólo a tu pecho, sino a la parte baja de tus pulmones y hasta tu vientre. La respiración es una de las claves para calmar tus pensamientos y conectarte con el aquí y el ahora. Si respiras de manera superficial (hinchando solo el pecho) el aire no podrá renovarse y la energía permanecerá estancada en tu cuerpo.
  5. Exhala lo más despacio que puedas. Intenta hacer que el aire salga de tu cuerpo durante 10 segundos. Cuando hagas esto imagina que de todo tu cuerpo sale un aire denso y negro, que lleva consigo el estrés que has acumulado y las cosas que te preocupa enfrentar en el día que comienza.
  6. Una vez que hayas incorporado esta manera de respirar, deja de visualizar el aire denso que sale de tus pulmones y concéntrate en el que entra. Imagina que éste es cristalino y que está cargado de aquellas cosas fundamentales y valiosas para ti.
  7. Es fundamental que durante este último paso pienses en personas, situaciones y metas que son importantes para ti a largo plazo y de forma trascendental. Así permitirás que de manera inconsciente tu mente trabaje en ellas y direccione tus acciones para alcanzarlas.

Cuando te des cuenta, tu reloj sonará y habrán pasado sólo 5 minutos de tu día. Comenzarás tu rutina fresca y renovada.

Inténtalo y platícanos qué tal te sientes.

(También lee:Prepara este baño para limpiar tu organismo de toxinas y energías negativas)