Aunque no podemos detener el tiempo para lucir jóvenes por siempre, sí podemos hacer algunos cambios en nuestro estilo de vida que nos ayudarán a mantenernos radiantes, joviales y llenas de vida. Nada de cirugías plásticas ni costosos tratamientos, unos simples cambios en nuestros hábitos diarios harán el trabajo.

 

Usa protector solar todos los días

Usar protector solar
Imagen: Flickr/ Brad Hammonds

El protector solar es el aliado número uno contra el envejecimiento. Los rayos del sol además de ser dañinos para la salud, pues son parte de los causantes del cáncer de piel, ayudan al envejecimiento prematuro de la piel. Es imposible alejarnos por completo del sol, pero podemos cuidarnos utilizando protector solar. Lo ideal es usarlo todos los días y con al menos un factor de protección solar de 30.

 

Controla tu estrés

Controla tu estres
Imagen: iamvpn.deviantart.com

El estrés se nota en nuestro físico, se refleja en la piel de nuestras caras y nos hace lucir apagadas y acabadas. Si te sientes estresada trata de relajarte platicando con algún amigo, haciendo algo de meditación, ejercicios de respiración o escribe un diario.

 

Duerme bien

Duerme bien
Imagen: en.wikipedia.org

Mientras dormimos profundamente nuestro cuerpo produce grandes cantidades de estrógenos y progesterona que ayuda a que nuestra piel se repare naturalmente y luzcamos más radiantes. Si te cuesta trabajo conciliar el sueño, opta por algún hábito que te ayude a entrar a los brazos de Morfeo como leer o beber una taza de leche caliente con miel.

 

Utiliza crema para las manos

Manos bonitas
Imagen: simple.wikipedia.org

Las manos es la principal parte del cuerpo que revela nuestra edad. Por eso es importante mantenerlas humectadas, pues su piel es muy delgada y esto las hace propensas al envejecimiento acelerado. Escoge una crema que contenga factor de protección solar para cuidarlas mejor.

 

Píntate las uñas

Pinta tus unas
Imagen: pixabay.com

Unas uñas bonitas y pintadas son el acompañante perfecto de unas manos bien cuidadas. Todo en conjunto te hará lucir mejor y más joven.

 

Evita la comida que manche tus dientes

Dientes limpios
Imagen: commons.wikimedia.org

Una dentadura blanca refleja buena salud y le da juventud al rostro. Algunos alimentos obscuros como la salsa de soya, la salsa barbecue y los refrescos de cola manchan los dientes. Desafortunadamente también el vino y el café pueden mancharlos con el tiempo, así que hay que tratar de moderar su ingesta. Cambia todos estos alimentos por opciones más frescas y naturales que también te ayudarán a sentirte y verte mejor en general.

El utilizar enjuague bucal en tu rutina diaria de lavado de dientes ayuda a matar bacterias, limpiar las encías y mantener una dentadura más blanca.

 

Haz ejercicio regularmente

Haz ejercicio
Imagen: en.wikipedia.org

El ejercicio es un hábito que no debería de faltar en la vida de nadie no sólo por vernos más jóvenes sino por los enormes beneficios que le da a nuestra salud en general. Recuerda, al menos 30 minutos al día es lo ideal.

 

Come verde

Brocoli
Imagen: pixabay.com

El comer vegetales diariamente ayuda a tener una piel más limpia y radiante, haciendo que nos veamos más jóvenes. También funcionan como unos cepillos de dientes naturales, pues su fibra previene que la placa se pegue en el interior de nuestra boca.

 

Cuida tu ingesta de sal

Sal
Imagen: pixabay.com

La sal hace que nuestro cuerpo retenga agua causándonos inflamación y favorecer la aparición de celulitis. No tienes que dejar de consumir sal por completo, sólo debes cuidar la ingesta diaria de ella y de los alimentos que la contienen en grandes cantidades.

 

Consume alimentos altos en proteína

Alimentos ricos en proteina
Imagen: commons.wikimedia.org

La proteína le da muchos beneficios a nuestra salud y estéticamente hablando ayuda a la producción del cabello manteniéndolo sano y fuerte. Un cabello sano nos hace lucir más jóvenes.

 

Evita peinarte con calor

Secadora de cabello
Imagen: pixabay.com

Utilizar regularmente la secadora de cabello, la plancha y las tenazas pueden resecar tu cabello y darle una apariencia apagada que le agregan años a tu imagen. Dale un break a tu cabello, y planea al menos dos días de la semana en los que no lo peinarás con calor, así le das oportunidad de respirar y esto ayudará a que luzca más sano y brillante de manera natural.

 

Cuida tu cabello mojado

Peine de madera
Imagen: pixabay.com

Cuando salimos de bañarnos, nuestro cabello se encuentra en un momento frágil y es fácil dañarlo. Ten cuidado con él y si deseas cepillarlo aún mojado, entonces asegúrate de hacerlo con un peine de dientes anchos y puntas redondeadas.